Como preparar la mezcla:

  1. Disolver en agua caliente suficiente acetato de sodio.
  2. Ir revolviendo hasta que no se disuelva más acetato. Esto indica que la solución llegó a su punto de saturación.
  3. Retirar del fuego, dejar enfriar unos minutos.
  4. Colocar la solición en un vaso de paredes lisas a enfriar en el congelador durante 20 minutos.
  5. Asegurate que la sal que no alcanzó a disolverse se quede en el sartén.
  6. Retirar el vaso del congelador y vertir con cuidado en algun platito.
  7. Tocar la superficie del liquido con el dedo y…
  8. Hielo instantáneo!!!

Al calentar el agua lo que hace es aumentar la solubilidad del acetato. Eso quiere decir que al aumentar la tempertura del agua se podrá disolver más acetato que a temperatura ambiente. A esto se le conoce como sobresaturacion. Al enfriar la solución sobre saturada en acetato hace que el agua vuelva a su capacidad normal de disolución ya que dependiendo de la temperatura el agua puede disolver solo una cantidad de gramos. Lo que se forma son cristales de acetato sodio hidratados. Cuando tocan la solución, la vierten o la mueven aceleran un proceso que se conoce como nucleación, que es la formacion de nucleos (cristales).


Para aficionados, existen 2 baños adecuados:
BAÑO A:

  • Acido crómico: 125 g
  • Sulfato de cromo: 1.5 g
  • Agua: 470 gramos

BAÑO B:

  • Acido crómico: 125 g
  • Acido sulfúrico: 1 g
  • Agua: 470 gramos

Puede decirse que el baño A es el que mejores resultados rinde, pero su costo es más elevado que el baño B. Es importante que ambos baños se hagan a una temperatura de 38o C; para esto se debe de introducir el recipiente que contendrá los elementos dentro de otro que contenga agua caliente a la temperatura indicada (ver la figura anterior). Debo mencionar que los baños galvanocrómicos son altamente corrosivos por lo que no se deben de usar recipientes metálicos, en su lugar usar de vidrio, loza o porcelana, se recomienda también usar guates y evitar que los líquidos toque la piel, se debe evitar también, aspirar los vapores que emanan.

 

Para el electrodo positivo usaremos un tubo de plomo que esté muy limpio, el electrodo negativo será el objeto que se va a cromar. Si el tubo de plomo que se va a usar, se usó anteriormente en una solución de ácido sulfúrico, será más eficiente ya que se le habrá formado una película de peróxido de plomo en la superficie.
La alimentación para el cromado no debe de exceder los 6 voltios de corriente directa, pero su amperaje debe de ser considerable, de ser posible, reducir y rectificar la  corriente de 110 voltios a 6. Puede usarse también unas baterías (acumuladores) de automóvil de 6 voltios en paralelo para obtener el amperaje necesario.
El tiempo requerido para que el objeto se crome es de media hora, en este período de tiempo es conveniente que se revuelva la solución frecuentemente. Si se ha  suministrado la corriente adecuada, la capa de cromo que se depositó en el objeto será brillante y se necesitará pulir. Si por el contrario, la corriente fue muy baja, el cromado se verá opaco. Entonces, debemos de tomar en cuenta que la corriente adecuada es la responsable de un cromado brillante. Si la corriente es excesivamente fuerte, el cromado será de un color gris opaco.
Es posible también, que los resultados no sean los deseados, si la solución del baño y la temperatura se alteraron. Esto nos lleva a pensar, que el éxito de la galvanocromía, es ceñirse a las indicaciones dadas. La práctica te dará la experiencia necesaria.
Es obvio que los objetos a cromar se deben de limpiar de forma tal, que no les quede grasa antes de introducirlos en el baño, ya que la más mínima cantidad de esta hará
que el cromo no se adhiera.
Por último, los metales que puedes cromar son los siguientes: latón plata, cobre. Si vas a cromar hierro o acero, previamente los tienes que sumergir en un baño de níquel o cobre para que la superficie esté en óptimas condiciones para ser cromada.


Si un gas (en este caso hexafluoruro de azufre) más denso que el aire se acumula en un recipiente y preparamos un barco con un peso adecuado para que el conocido Principio de Arquímedes le permita flotar, pues lo hará:

Procedimiento:

  1. Conecta la manguera al tanque que tiene el hexafluoruro de azufre

  2. Tapa una pecera por la parte superior con un cartón

  3. Deja libre un costado de la pecera para poder introducir la manguera hasta el fondo de la pecera.

  4. Libera el gas lentamente mientras mantienes el cartón tapando la mayor parte superior de la pecera.

  5. El barquito está hecho de papel de aluminio para cocina. Sus dimensiones son aproximadamente 15cm x 7cm x 5 cm. El truco está en que el peso del gas contenido en el volumen del barquito, sea superior al peso del barquito. De esta forma el empuje del gas es superior al peso del barquito y de esa forma flota.

  6. Aquí tienes una explicación más detallada del Principio de Arquímedes.

¿Dónde puedes conseguir Hexafluoruro de Azufre?

Aclaración: el hexafluoruro de azufre no es tóxico ni inflamable. Tiene un costo aproximado de U$D 200 dólares por lo que tal vez no sea posible para una feria de ciencias. Lo puse porque me llamó mucho la atención.



Necesitás: una pila de 1,5V, un cablecito, un tornillo para madera y un imán de Neodimio (es MUY importante que sea de Neodimio, otros NO FUNCIONAN). El procedimiento es muy sencillo, sólo debes colocar los materiales como sale en el video:

¿Porqué funciona?Cuando tocas con el alambre el lado del imán, cierras un circuito eléctrico. La corriente fluye de la batería al tornillo a través del costado del imán. El campo magnético del imán se orienta a través de sus caras planas, así que es paralelo al tornillo. La corriente eléctrica atraviesa el imán desde el centro del imán al borde, así que fluye en la dirección radial, perpendicular al campo magnético.Puesto que el campo está a lo largo del eje de la simetría del imán y las cargas se están moviendo radialmente hacia fuera desde ese eje, la fuerza está en la dirección tangencial y así que el imán comienza a hacer girar.Este tipo de motor se llama homopolar porque nunca necesitas invertir la polaridad para que gire. Fue inventado en 1821 por Michael Faraday.

Imágenes explicativas


Fuente: Evil Mad Scientist