La Galvanoplastia es el revestimiento de un objeto, como una llave, con una capa de metal. Se utiliza para protejer el metal que está recubierto. En este caso la llave actúa como cátodo (polo negativo) y el ánodo (polo positivo) es una pieza pura del metal revestidor (alambre de cobre). El electrolito (líquido azul) contiene sulfato de cobre disuelto en agua; cuyos iones atraviesan la solución y recubren la llave.

Esto es lo que necesitarás:

  • Una batería de 9V
  • Una llave
  • Un alambre de cobre
  • Una cucharada de sulfato de cobre (se vende en viveros)
  • Frasco y cables

Deberás disponer los materiales como figura en la imagen. Conecta la batería a la llave tan sólo por 15 o 20 segundos. Recuerda que es importante que la llave esté conectada al polo negativo de la batería, de lo contrario no se cobrizará.

Curso de Cromado Profesional por sólo U$S14,99