El plasma es el 4to estado de la materia (los otros son líquido, sólido y gaseoso).
Aquí hay dos experimentos muy sencillos de realizar con el microondas. Cuidado! Son peligrosos y puedes llegar a romper el horno o el plato de vidrio.

El primero es muy sencillo y sólo necesitas una uva! Cortá la uva por la mitad pero dejá que las dos mitades queden unidas por la piel.
Después coloca las dos mitades unidas dentro del horno microondas y préndelo sólo 5 segundos a 100%.

Aquí hay un video del experimento:

Este otro necesita de un fósforo y un frasco de vidrio. Si dejas demasiado tiempo el horno prendido, el frasco puede estallar por el calor.

¿Porqué ocurre esto?
Las uvas están llenas de electrolito, un líquido rico en iones (también conocido como “zumo de uva”) que conduce la electricidad. Cada mitad de la uva actúa como una despensa de electrolito, conectadas por un fino y débil sendero conductor (la piel). Las microondas provoncan que los iones perdidos en la uva viajen hacia adelante y atrás rápidamente entre las dos mitades. A medida que hacen esto, la corriente vierte su exceso de energía hacia el puente de piel, el cual se calienta a altas temperaturas y finalmente estalla en una llamarada. En este momento, el arco de electrones que viajan a través de la llama y sobre el vacío entre las mitades, ioniza el aire y lo convierte en plasma (que por si mismo puede conducir electricidad) creando los brillantes relámpagos que se pueden observar.Puedes encontrar más información sobre el Plasma en Wikipedia.


Gracias Arauco por la colaboración con este video.

Para este experimento necesitás:

  • Semillas (garbanzos, porotos o lentejas)
  • Sal
  • Detergente líquido
  • Ablandador de carne o jugo de ananá (piña)
  • Alcohol etílico 95% (funciona también con isopropil)
  • y paciencia, mucha paciencia…

Acá va el procedimiento que tenés que seguir:

1) Lo primero es tomar 1/2 taza de porotos, una pizca de sal (¿será para darle sabor?) y una taza de agua. Todo eso se coloca en una licuadora y se procesa durante 15 segundos. Finalmente, la mezcla resultante se filtra para eliminar cualquier partícula de gran tamaño.

2) A la mezcla que obtuviste agregale 2 cucharaditas de detergente líquido y revolvé sin formar espuma. Luego dejá reposar por 5-10 minutos. Sería conveniente que probaras con distintos detergentes ya que algunos no funcionarán tan bien como otros. Finalmente colocá la mezcla en 3 envases de prueba.

3) Agregá a cada envase una pizca de ablandador de carne y revolvé muy des-pa-ci-to. Si lo hacés rápidamente tal vez no logres ver nada al final del experimento. Si no tenés ablandador de carne (que por cierto es un producto muy yankie) podés utilizar jugo de ananá o solución para lentes de contacto.

4) Incliná el envase de la mezcla y vertí muy lentamente alcohol etílico 95% (alcohol común de cualquier botiquín) de modo que se forme una capa sobre la mezcla anterior de porotos. Vertí tanto alcohol como mezcla hay en el envase.

El ADN comenzará a “coagular” como una masa blancuzca y subirá hasta la parte donde está el alcohol.

5) Felicitaciones!!! Acabás de realizar tu primera extración casera de ADN.

Puedes retirarlo con la ayuda de un palillo. En este caso las proteínas y la grasa se quedan en la parte acuosa de la mezcla y el ADN asciende hasta llegar al alcohol.

El ADN es una molécula muy larga y tiende agruparse. De ahí la facilidad para retirarla.

Puede ser necesario que intentes varias veces el experimento, con distintas fuentes de ADN, distintos detergentes y ablandadores; ya que muchas veces no sale como lo esperado y sólo se puede tener paciencia para volver a intentarlo. Vamos que vale la pena!!! Suerte.

¿Porqué funciona así?

El agua con una pizca de sal es una mezcla isotónica. Es para que lo que se va a sacar de la semilla “sufra” lo menos posible. En la licuadora se rompe la cubierta de las semillas. Pero las células vegetales están enteras (son demasiado pequeñas). Para eso se usa el detergente.

Zumo de piña, de papaya, ablandador de carne… todo esto son enzimas que cortan las proteínas. Se trata de romper lo que hay dentro de la célula dejando intacto el ADN.

Al añadir el alcohol se consigue separar el ADN, que tiene más afinidad con el alcohol que con el agua.

Este experimento ha sido traducido al español de su artículo original


El siguiente artículo ha sido extraído de Canal Photoshop.

Podemos crear nuestras imágenes anaglifas de 3D de dos maneras, una utilizando photoshop (que es la que utilizaremos aquí) y la segunda con el programa gratuito Anaglyph Maker. En cualquier caso necesitamos dos fotografías de las que partir, una la imagen que llamaremos imagen “izquierda”, haremos esta imagen con nuestra cámara de fotos y a continuación sin movernos desplazaremos la cámara aproximadamente 3cm a la derecha y sacaremos nuestra segunda fotografía que llamaremos imagen “derecha”.

  1. Nos iremos a la imagen “izquierda” entraremos en la paleta capas, y seleccionamos el canal rojo, a continuación seleccionamos todo ( control + A ) y copiamos ( control + C )
  2. Ahora nos vamos al canal rojo de la imagen “derecha” y seleccionamos todo ( control + A ) y pegamos el canal que tenemos en el porta papeles de la imagen “izquierda” ( control + V )
  3. Ya tenemos creada nuestra imagen anaglifa, ahora solo nos queda ajustar el canal rojo de la imagen ” derecha ” donde pegamos en canal rojo de la ” izquierda”. para ellos solo tenemos que seleccionar la herramienta mover, ( tecla V ) y bien mover el canal rojo con los cursores o con el ratón.

Para visualizar las imágenes 3D debes utilizar gafas anaglifas que puedes construir muy fácilmente con papel celofán de color rojo y color azul o cian.


Excelente video donde se puede apreciar los distintos patrones de ondas sobre una placa metálica con arroz.

Para realizar esta experiencia necesitarás:

  • Programa generador de ondas (puedes bajarlo desde aquí)
  • Altoparlante potenciado
  • 1m2 de placa metálica o cartón corrugado
  • Arroz o arena fina

Lo que debes hacer es lo siguiente:

  1. Instala el programa generador de ondas.
  2. Conecta el altoparlante a la salida de audio de la pc
  3. Coloca encima del parlante la placa metálica o cartón. Se logran mejores resultados con una bocina potente adherida directamente por debajo del centro de la placa.
  4. Comienza con una frecuencia baja y esparce el arroz sobre la placa.
  5. Ve aumentando gradualmente la frecuencia para observar los distintos patrones de interferencia de onda.

Aquí les dejo la explicación de la interferencia de ondas estacionarias.

Otra excelente explicación a este fenómeno:

http://curiosoperoinutil.com/2006/06/06/consultorio-cpi-modos-resonantes/


La Galvanoplastia es el revestimiento de un objeto, como una llave, con una capa de metal. Se utiliza para protejer el metal que está recubierto. En este caso la llave actúa como cátodo (polo negativo) y el ánodo (polo positivo) es una pieza pura del metal revestidor (alambre de cobre). El electrolito (líquido azul) contiene sulfato de cobre disuelto en agua; cuyos iones atraviesan la solución y recubren la llave.

Esto es lo que necesitarás:

  • Una batería de 9V
  • Una llave
  • Un alambre de cobre
  • Una cucharada de sulfato de cobre (se vende en viveros)
  • Frasco y cables

Deberás disponer los materiales como figura en la imagen. Conecta la batería a la llave tan sólo por 15 o 20 segundos. Recuerda que es importante que la llave esté conectada al polo negativo de la batería, de lo contrario no se cobrizará.

Curso de Cromado Profesional por sólo U$S14,99